Accesorios indispensables para educar a un perro

accesorios indispensables para educar a un perro

@chloetheminifrenchie

Cuando un propietario acaba de adoptar a un perro, ignora la importancia que tiene no errar en los accesorios que adquiere para educar a un perro, simplemente porque el enfoque es el equivocado. Por ejemplo, cuando compra una correa la compra para pasear, sin pensar en que esa correa puede que no sea la correcta para educar al perro a pasear. Este ejemplo, se puede extrapolar hacia muchos otros.

Con este post quiero listar los accesorios indispensables para educar a un perro:

  • Un transportín o jaula. Este accesorio es fundamental para las primeras indicaciones que debe aprender un perro. Con el transportín o jaula el perro aprenderá a sentirse seguro y ganar en confianza. No debemos utilizar la jaula como castigo, sino como una guarida ideal para que el cachorro o perro que recién ha entrado a formar parte de una nueva familia se sienta seguro y protegido. Si es un transportín, solo tendrás que ayudarle a sentirse cómodo en su interior. Si es una jaula, basta que pongas una manta para cubrir y lograr ese efecto guarida. Por otra parte, la jaula o transportín también te ayudará a mantener el cachorro en una zona segura cuando no puedas estar delante. Ya se sabe que con un cachorro pequeño no puede haber despiste alguno por los peligros que un hogar entraña (cables, objetos punzantes, plantas, detergentes, etc.). En su interior puedes poner sus juguetes para que se entretenga o en su caso, que descanse.  Pero también puede servir para darse tiempos de reflexión que llamamos, cuando por ejemplo se porta inadecuadamente, y queremos dejarlo que se relaje en su interior (en periodos que no duren más de 5 minutos)
  • Un collar y una correa. Es uno de los primeros accesorios que se adquieren, sin embargo, aquí sí que es importante no errar. Apuesta por un collar de nylon para poner a tu cachorro las primeras veces para que se vaya acostumbrando a tener algo en su cuerpo que naturalmente no tiene. Sin embargo, a la hora de salir a pasear no utilices un collar ya que son altamente dañinos para las cervicales y espalda del animal, además de que enseñarle a pasear se hace más difícil. En su caso, apuesta por un arnés Easy Walk o Halti que evitará que tu perro estire paseando desde el minuto cero. En cuanto a la correa, evita las flexis, es decir, aquellas que se estiran metros y metros. Puede que dé más libertad a tu perro pero éste aprende a estirar cada vez durante los paseos. La correa siempre debe ser corta. Si queréis haceros una idea de qué conviene a vuestro perro podéis buscar en Animalear la correa para perros que mejor se adapte a vuestro cachorro.
  • Un comedero y un bebedero. Indispensable también para el perro, sin embargo, cuidado con hacer una compra errada. Los cuencos siempre deben ser de acero inoxidable. No solo son más resistentes e higiénicos sino que evitarás que tu perro lo utilice como juguete (lo hacen mucho los perros sobretodo si son de plástico)
  • Una cama. La cama da igual del color que sea o cómo sea, eso es a gusto de cada propietario, sin embargo, mi recomendación es que no compres una cama que se adapte al cachorro, sino que se adapte a cuando al cachorro sea adulto, de esta forma, no tendrás que comprar varias camas porque el cachorro va creciendo y ya no cabe en ella.
  • Juguetes para perros. Son fundamentales para el perro. Es una animal divertido y juguetón pero no debemos caer en el error de atiborrarle a juguetes. Tu perro debe tener solo 3 juguetes a su disposición con los que jugar, y si quieres, cada semana o cada dos semanas, vas guardando esos juguetes y se los cambias por otros nuevos o que ya tengas, pero no dejes que tenga todos los juguetes a la vez porque se aburrirá de todos. Sin embargo, si cada cierto tiempo le vas cambiando los juguetes, la novedad le animará a entretenerse y valorar más los juguetes.
  • Complementos de paseo. Nuestro perro adora acompañarnos a todos los sitios, por eso, el uso del coche se hace muchas veces indispensable. Desde bien pequeño debes acostumbrarle a viajar en coche, y por supuesto, no debe faltar el transportín o jaula, o en su defecto, el cinturón de seguridad. Y para evitar la suciedad en la tapicería, una buena funda. Y no olvides nunca, llevarte el dispensador de agua. ¡Los perros se deshidratan rápido!

Como ves, son cosas muy básicas y lógicas pero que propietarios sin experiencia suelen pasar por alto. Por eso, repasar estos puntos nunca viene mal para no equivocarnos y no comprender por qué nuestro perro no sabe pasear correctamente, destroza el comedero o hace travesuras en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *