Cómo alimentar a un perro con alimentos de calidad

mejor alimentación para tu perroUno de los aspectos que más preocupan a los propietarios de perros es cómo alimentarlo. De la alimentación va a depender el correcto desarrollo y crecimiento de tu perro, por eso, no equivocarse es crucial. Debemos, para ello, no dejarnos engañar por anuncios publicitarios en los diferentes medios de comunicación, debemos ir más allá, y para ello, lo correcto es leer las etiquetas de los diferentes envases así como informarnos de las diferentes dietas alimenticias del perro.

En cuanto a las dietas alimenticias, hay muchísima información y muy variada y muchos seguidores y detractores de las mismas, pero voy a intentar resumir y argumentar por qué recomiendo depende qué dieta alimenticia.

Podemos decir que hay 5 formas de alimentar al perro:

  • Dieta BARF o lo que es lo mismo, respetando la naturaleza del perro comiendo carne cruda, huesos, etc. Hay muchos defensores de esta dieta, pero yo no la recomiendo por varias razones: no contiene todos los nutrientes que un perro necesita, es una dieta muy arriesgada pues puede llevar a intoxicaciones bacteriológicas como la salmonella a lesiones bucales, en el esófago, estómago o intestinos.
  • Dieta de sobras, que viene a ser, dar de comer al perro lo mismo que comemos nosotros, haciendo más cantidad como si fuera un comensal más o directamente darle las sobras del día. Esta es la peor dieta de todas, porque no solo no nutre al perro, sino que estará ingiriendo alimentos intolerantes que le pueden llevar a intoxicaciones hepáticas y/o renales a alergias, etc. Muchísimo cuidado con esta peligrosa dieta que normalmente, siempre lleva a algún susto de salud.
  • Dieta casera, es decir, preparar con sumo cuidado comida especial para el perro, como arroz hervido, pechugas de pollo, etc. Si bien es cierto que el propietario lo hace con mucho amor, no es una dieta completa y el propietario debe tener amplios conocimientos sobre alimentación canina,así que el perro no estará nutrido.
  • Dieta procesada, es decir, el famoso pienso, bolitas o croquetas o la comida húmeda, en forma de paté. Es la dieta más consumida por los perros, pero aquí debemos ir con sumo cuidado, porque no todas las marcas son lo que parecen. Hay marcas de pésima calidad, de mediocre calidad (la mayoría) y muy pocas de alta calidad. En este caso yo siempre aconsejo leer las etiquetas, y decantarse por alimentos sin colorantes, sin conservantes, sin aromas añadidos, alta en proteína animal y sin cereales.
  • Dieta deshidratada, es decir, alimentos que se deshidratan para que conserven todos los nutrientes. Es lo último en alimentación canina y los resultados no han podido ser más esclarecedores: palatabilidad (los perros pueden disfrutar del sabor de los alimentos), nutrición, cambios en la salud del animal como pelo más suave y brillante, reducción de la dermatitis por alergia, aumento de la energía, etc.

Lo fundamental aquí es no dejarse llevar por el engaño publicitario. Si aplicamos la lógica, debemos decantarnos por una dieta completa, y eso se consigue combinando varias dietas, por ejemplo, la comida principal debe constar de comida deshidratada, complementándola con alimento seco (bolitas, pienso, croquetas) de alta calidad para que utilice los dientes y así prevenir el sarro, añadiendo trocitos de pechuga de pollo hervida solo con agua, etc. Si utilizamos esta combinación nuestro perro no podrá estar mejor nutrido y, lo que es más importante, disfrutará de la comida.

No nos dejemos embaucar tampoco por las ansias del perro de comer todo lo que se le ponga por delante. Hay que pensar con la cabeza y no con el corazón, y si lo que quieres es lo mejor para tu perro, apuesta por una dieta alimenticia completa, que lo nutra, no solo que lo alimente, y podrás ver a largo plazo cómo mejora la calidad de vida de tu perro, y lo más importante, la longevidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *