Cómo educar a un perro a ser sumiso

educar a un perroEducar a un perro a ser sumiso es un trabajo de perseverancia, paciencia y esfuerzo por tu parte, como propietario. ¿Por qué es importante educar a un perro hacia la sumisión?

Los perros son animales muy sociales que viven en manadas en un sistema altamente jerarquizado. En esta jerarquía hay una pareja de perros líderes que son los dominantes y cuya función es la de organizar y controlar a su manada. En un segundo escalón están los perros adultos y en un tercer escalón los cachorros.

Cuando los perros empiezan a convivir con humanos, la mayoría de propietarios caen en el error de humanizar al animal. Esta humanización deriva en la cesión de un poder de liderazgo al perro que desarrollará una conducta dominante sobre su propietario, familia, visitas, etc. así como en su forma de relacionarse con sus iguales y con otras especies.

¿Qué errores comunes comete el propietario a la hora de educar a un perro?

  • Cede ante las demandas de comida a cualquier hora: es el típico perro que, aún teniendo un horario de comida, demanda más comida cuando sus dueños están en la mesa comiendo y éstos ceden a sus peticiones.
  • Cede ante la demanda de caricias del perro: el perro no duda en acercarse a su propietario para ser acariciado y el propietario no duda en acariciarle.
  • Permite que el animal se tumbe en el sofá junto a otros miembros de la familia, en el sillón o incluso, permite que duerma en su misma cama.
  • Durante el paseo, quien controla el paseo es el perro, no el propietario. El perro tirará de la correa y hará que su propietario le siga donde él quiera.
  • Durante los juegos con el perro, éste decide cuándo empezar a jugar y cuándo acabar.
  • Come siempre antes de que su propietario desayune, coma o cene.
  • Etc.

Estos errores tan comunes en la mayoría de propietarios tienen fácil solución. Simplemente, dale comida a sus horas y como recompensa para reforzar conductas, acaríciale cuando tú quieras, lleva tú la iniciativa, no permitas que tu perro suba a tu mismo nivel: él tiene su zona de descanso, controla tú el paseo y a la hora de jugar hazlo de forma que empieces tú y acabes tú la sesión de diversión.

¿Por qué es importante educar a un perro hacia la sumisión? Hay muchas razones, pero principalmente destaca la felicidad de tu perro. Un perro sumiso no tiene otra preocupación que contentarte y disfrutar de tu compañía, cuidados y afecto. Un perro dominante no disfruta relajado de esta compañía porque como líder de su manada, tiene la responsabilidad de proteger a los suyos, no bajar la guardia ante posibles competidores que puedan arrebatarle ese poder de liderazgo, ser dominante en todo momento para reafirmar su estatus, etc.

Si realmente quieres a tu perro, no dudes en respetar su naturaleza y edúcalo hacia la sumisión: de esta forma tendrás un perro equilibrado y feliz, que disfrutará de tu compañía y de complacerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *