La importancia de llevar tu perro al veterinario

Nos cuentan muchos veterinarios experiencias que nos sorprenden notablemente. Un veterinario en Coslada, por ejemplo, nos cuenta cómo se encuentra a menudo casos de personas que llevan a su perro al veterinario demasiado tarde, aún viendo sufrir al animal. ¿Por qué este comportamiento por parte de los adoptantes?

veterinario en Coslada

Cuando una persona adopta a un perro, adopta también un compromiso con el mismo de responsabilidad. Responsabilidad de cuidarlo, educarlo, alimentarlo, pasearlo y, en definitiva, de hacerlo feliz.

La salud del perro es uno de las bases de su felicidad. Para ello, es fundamental llevar al día la cartilla de vacunaciones. Cuando el perro es cachorro, necesita tres lotes de vacunas en sus primeros 4 meses de vida que le protegerán de las enfermedades más infecciosas y graves, y que pueden llegar a ser mortales para el pequeño cachorro. Entre ellas está la vacuna contra la rabia, el moquillo, el parvovirus, la parainfluenza, la hepatitis canina, etc.

Estas vacunas son obligatorias, y aún así, muchos adoptantes no cumplen con el calendario de vacunación, vacunas que deben darse cada año para mantener a nuestro perro sano. De esta forma, en los centros veterinarios se suceden episodios bastante comunes de perros que han contraído una enfermedad que por no tener las vacunas al día, podría haberse evitado, y son enfermedades que en la mayoría de ocasiones son crónicas.

En otro sentido, tenemos a perros con dolencias que parecen comunes y que el adoptante espera que se le pase con el tiempo y cuando acuden al veterinario de carácter urgente, o no se puede hacer nada por el perro, o el perro ha estado sufriendo todo este tiempo por falta de responsabilidad o empatía del adoptante con el animal.

Con la salud de nuestros perros no se juega. Su salud es una prioridad, por lo tanto, a la mínima sospecha de que algo no va bien, no cuesta nada informarse, ya sea presencial o telefónicamente con nuestro veterinario de confianza para explicarle los síntomas de nuestro perro y recibir un feedback del profesional: si hace falta acudir o no, y qué pasos seguir según la dolencia de nuestra mascota.

En muchas ocasiones, el tiempo corre siempre en nuestra contra. De ahí que, llevar al día el calendario de vacunas, llevar al día el calendario de desparasitación interna y externa y acudir a nuestro centro veterinario a la mínima sospecha es fundamental para asegurar a nuestro perro una salud de hierro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *