La importancia de los juguetes en la vida de un perro

Si hay algo que caracteriza a los perros es su carácter juguetón. Ya sea cachorro, adulto o anciano, el perro jamás pierde esa necesidad de jugar. Y es cuando es cachorro cuando desarrolla esa innata conducta de juego que le ayudará a aprender y a afrontar la vida. Jugando el perro explora su entorno, aprende a relacionarse con sus iguales, estimula su inteligencia, se ejercita fortaleciendo sus músculos, etc.

juguetes para perros

@jermzlee

Por eso, los juguetes deben formar parte de su vida desde muy pequeño. Desde cachorro los juguetes se convertirán en herramientas perfectas para agotar energía, en objetos ideales que morder para calmar el desarrollo de la dentición, en saciar su curiosidad, en descubrir nuevos sonidos y texturas, pero también se convertirán en herramientas imprescindibles cuando se quede solo en casa. Los juguetes no solo le divertirán y entretendrán haciendo que el tiempo pase más rápido si no que le ayudará a calmar la ansiedad por separación.

Pero, ¿qué juguetes y cuántos juguetes necesita un perro?

No debemos caer en el error de llenar la cesta de juguetes del perro. De hecho tu perro solo necesitará para cada día tres juguetes, a poder ser, diferentes entre sí: una pelota, un kong, un peluche… Pero, ojo, porque los perros también se aburren de tener siempre los mismos juguetes, por eso, es fundamental que tengas guardados una variedad importante de juguetes que puedas ir cambiando de forma semanal, de esta forma, tu perro no se aburrirá jamás de sus juguetes, pudiendo descubrir un “nuevo” juguete cada cierto tiempo.

Lo importante de los juguetes es que cumplan con un requisito indispensable: que piten, chirríen o emitan algún sonido. Esta pequeña particularidad es la que adoran los perros. No hay nada como apretar un objeto y que se produzca un sonido. Pero ojo, porque también hay juguetes interactivos que, además de entretener, estimulan la inteligencia de nuestro perro, lo cuál es muy beneficioso para que aprenda nuevas conductas en un futuro de forma más eficaz y rápida.

Como ves, no se concibe una vida perruna sin juguetes, así que ya sabes: adquiere los juguetes para perros de calidad y especialmente diseñados para perros. No cometas el error de comprar juguetes en bazares o juguetes no específicos para perros, porque pueden resultarle tóxicos o pueden asfixiarse con alguna pieza que pueda desprenderse.

Y no olvides jugar con tu perro. Que tenga juguetes no significa que el juego tenga que ser individual. No hay nada que le guste más a un perro que poder compartir sus actividades con su humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *