Navegar con perro: consejos para viajar con un perro grumete

Nos encanta que nuestro perro nos acompañe allá donde vayamos: ya sea andando, en coche, en avión o en tren, somos muchos los que no nos separamos de nuestro peludo, por eso, hoy quiero dedicar este post a personas que tienen un barco o velero o que les gusta navegar de vez en cuando, eso sí, con su perro. Sin embargo, debemos tomar todas las precauciones posibles para evitar accidentes que pueden resultar fatales, como por ejemplo, la caída del perro al mar.

navegar con perro

Nuestra recomendación es que cualquier seguridad es poca, por eso, una de las primeras decisiones que debemos tomar es colocar un chaleco de seguridad al perro. La segunda, y no menos importante, es mantener siempre bajo supervisión al perro ya que cualquier despiste puede resultar fatal. En un día donde la mar está en calma puedes relajarte un poco, pero en un día de mala mar, el perro nunca debería salir al exterior más que para hacer sus necesidades y con correa. El resto del tiempo es preferible que se mantenga dentro del barco.

Y hablando de hacer sus necesidades, es fundamental educar al perro a hacer sus necesidades siempre en el mismo sitio. Para ello podemos disponer de un cajón con empapadores o tierra que puedas fijar en algún sitio y que puedas cambiar su contenido de forma sencilla.

En cuanto a su zona de comer y beber, nuestro consejo es que busques la manera de fijar tanto el comedero como el bebedero dentro de un pequeño cajón, que también estará pegado al suelo del barco para evitar que en caso de marejada, el agua y el contenido del comedero se esparza por todo el barco.

Otra de las recomendaciones más importantes es enseñar al perro a nadar. Prácticamente a todos los perros les encanta el agua, pero cuando me refiero a enseñar a nadar me refiero a que lo haga solo con nuestra autorización (es importante que se lance al agua cuando nosotros se lo digamos, no cuando el perro lo decida), que nade cerca del barco sin alejarse  y que aprenda por dónde subir: ¿es capaz de subir por las escaleras?, ¿Hay plataforma de baño? Si no es así, no está de más adaptar la subida del animal adquiriendo alguna plataforma específica para mascotas como las que se usan para las piscinas.

Además, de esto, contar con un arnés de nado con colores chillones es fundamental para que, en caso de emergencia, podamos coger al animal con mayor facilidad y premura.

Tu perro puede disfrutar muchísimo de la navegación y como ves, para evitar sustos, nada mejor que tenerlo todo preparado. Visita el blog de Nautia para tener más información sobre seguridad de grumetes a bordo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *