bañar a un perro pequeño

¿Cómo bañar a un perro pequeño?

Una de las principales cuestiones que abordan los dueños primerizos es cómo bañar a un perro pequeño. Es una duda natural, ya que en el imaginario colectivo tendemos a asociar a los perros de raza pequeña con animales más delicados que sus homólogos de mayor tamaño. Sin embargo, debemos tener el mismo cuidado a la hora de bañar a un perro pequeño que a uno grande.

¿Puedo bañar a un cachorro?

Antiguamente existía la falsa creencia de que bañar a un cachorro era perjudicial para su salud. Esta afirmación se basaba en la idea de que nuestra mascota debía tener la cartilla de vacunaciones al día antes de entrar en contacto con el agua. Hoy en día se sabe que dicho consejo, aunque bueno en intención, no responde a la realidad, por lo que podemos bañar a nuestro cachorro en cualquier momento.

Las únicas precauciones que debemos tomar a la hora de efectuar el baño es la que tendríamos con cualquier otro animal: hacerlo con delicadeza y dulzura.

¿Cuándo debo bañar a un perro pequeño?

Los perros de raza pequeña suelen ensuciarse más que los grandes. La razón es que, debido a su tamaño, tendemos a acariciarlos y a cogerlos en brazos mucho más a menudo. Por esta razón, vigilar la higiene de los perros pequeños es muy importante.

No existe consenso sobre cuándo bañar a un perro independientemente del tamaño. Los expertos recomiendan hacerlo siempre y cuando tu mascota dé mal olor. No importa si lo has bañado hace poco; si tu perro está sucio, debe pasar de nuevo por la bañera.

Para que tu perro adquiera el hábito del baño, debes empezar a acostumbrarlo desde muy pequeño. Lo ideal es establecer una rutina a partir de los dos meses de edad, momento en el cual asimilará conceptos y aprendizajes mucho más rápido. Si esperamos hasta los 4 o 5 meses de edad, es probable que no se adapte adecuadamente a su rutina.

¿Qué material necesito?

Antes de lanzarte a la particular odisea de bañar a un perro pequeño, necesitarás diversos materiales:

  • Toalla: lo ideal es disponer de una toalla de microfibra absorbente especial para perros. Estas toallas secan mucho más rápido y no necesitan ser sometidas a fricción. Será suficiente con envuelvas a tu perro en ella y tu mascota estará seca en pocos minutos. Además, están diseñadas para acumular la mínima cantidad de pelo posible.
  • Champú especial para canes: nunca utilices un champú común para bañar a tu perro. Su piel es mucho más sensible que la nuestra, por lo que deberás recurrir a champús especiales sin acidez para asegurarte de que la piel de tu mascota se mantiene sana e hidratada.
  • Esponja para mascotas: no debe contener sulfatos ni parabenos. Para estar seguros de su eficacia, ha de contener perlas de jabón que ayude a la producción de espuma y Ordenone para evitar los malos olores.
  • Cepillo de púas metálicas: asegúrate de que las puntas disponen de una protección de goma para evitar dañar su piel. Este tipo de cepillo permite la eliminación de las partículas de suciedad más gruesas y favorece la eliminación de los nudos más rebeldes.
  • Cepillo de púas de nailon: ideal para eliminar el polvo superficial del manto y dar vida a su pelo.
  • Balde de plástico para baño. También puedes bañarlo en un fregadero o bañera.
  • Juguetes o premios para calmarlo.

Preparación para el baño

Es muy importante que efectúes el baño siempre en el mismo lugar. Los perros son animales de costumbres, por lo que será mucho más fácil establecer una rutina si tu mascota asocia el baño a un lugar determinado.

Por otro lado, debemos proteger a nuestro amigo ante cualquier eventualidad. Por ello es importante que el lugar donde se bañe esté preparado para evitar resbalones. Podremos utilizar plantillas antideslizantes o toallas limpias.

Recuerda que tu pequeño perro necesitará refuerzo positivo, por lo que el momento del baño será mucho más llevadero si lo asocia a un momento placentero. Asegúrate de que el agua está a una temperatura adecuada y, si es necesario, recompénsalo con juguetes o comida una vez finalice el proceso.

Cepillado

Uno de los “trucos” de los expertos es el de cepillarlos antes y después de cada lavado. Especialmente si se trata de perros peludos, el primer punto es fundamental. El motivo es sencillo: tu pequeño lanudo tendrá nudos que serán imposibles de deshacer con el pelo mojado. Por ello es muy importante que utilices un cepillo de púas de acero antes de pasarlo por agua.

Recuerda peinarlo siempre en el sentido del crecimiento del pelo para no dañar su piel. En caso de que los nudos se encuentren en zonas sensibles como el ano, deberás aplicar una crema especial para evitar la irritación.

El proceso del baño

Una vez estemos preparados, llegará el momento de la verdad. Durante el proceso, asegúrate de que tu pequeño perro disfruta del baño dedicándole buenas palabras y caricias sinceras. Frótale suavemente con la esponja y ten mucho cuidado con los ojos y cualquier orificio en el que le pueda entrar jabón. Una buena idea puede ser taponar sus oídos con algodón mientras efectúas el baño.

A su vez, asegúrate de que llegas a todas las partes de su cuerpo, especialmente a aquellos lugares susceptibles de sufrir infecciones, como el ano o los genitales.

Una vez concluido el proceso, enjuágalo con delicadeza. Es muy importante que no queden restos de jabón en ninguna zona, ya que su piel podría irritarse.

Para finalizar…

Recompénsalo con juguetes o algo de comida una vez finalice el baño. De esta forma, tu amigo canino asociará el agua a un momento positivo. No olvides volver a pasarle el cepillo de púas de nailon para darle el toque definitivo de brillo a su pelo.

pienso para perros

Piensos baratos: un peligro para la salud de tu perro

Escuchamos decir que la calidad de un producto no tiene por qué estar reñida con el precio, sin embargo, en el caso del pienso para perros sí lo está, hasta tal punto que comprar piensos de baja calidad para nuestra mascota revierte y mucho en su salud, por desgracia, para mal.

Afortunadamente, los empresas de alimentación para perros se han dado cuenta de que cada vez hay más adoptantes que miran con lupa lo que comen sus mascotas, y es que, hasta hace una década, la mayoría de piensos eran de muy baja calidad, tanto es así, que los perros estaban alimentados pero no nutridos. Esto influyó en su calidad y su esperanza de vida.

Los piensos de baja calidad que son los piensos más baratos y que se pueden encontrar en cualquier tienda o supermercado no especializado en mascotas, además de utilizar muchísimos aditivos químicos, su base alimentaria son los cereales, sobre todo, trigo, maíz o arroz y ni siquiera tienen en su contenido carne, si no, subproductos animales, es decir, las sobras de los mataderos, véase, cartílagos, picos, pezuñas, plumas… ¡Es espeluznante!

No nos extrañemos si encontramos numerosos problemas en la salud de nuestros perros: alergias, dermatitis, pancreatitis, problemas hepáticos y renales, aumento en el números de casos de cáncer, etc.

Si realmente nos preocupa el bienestar de nuestro perro y queremos garantizarle una óptima salud, que no solo revertirá en una mejor calidad de vida si no que también garantizará una mayor esperanza de vida, debemos apostar por pienso de calidad, y obviamente, al estar elaborado con ingredientes de verdad, libres de conservantes y colorantes químicos y sin cereales, el coste de su elaboración aumenta, por lo que el producto final, por ende, es bastante más caro que cualquier pienso barato.

Si, personalmente, no le darías de comer a tu perro sobras de matadero: pieles, pezuñas, cartílagos, etc., no se lo des en forma de pienso.

Hay piensos de calidad elaborados con proteínas animales, arroz (el único cereal sin gluten recomendado para los perros), verduras, frutas y aceites animales y vegetales que asegurarán que tu perro no solo se alimente, si no que también se nutra.

Cada vez hay más tiendas especializadas en mascotas y centros veterinarios donde encontrar piensos de calidad para perros, sin embargo, apuesta por tiendas online de comida para perros donde encontrarás mayor variedad de marcas y mejores precios, sin descontar, la comodidad que supone el comprar desde casa.

Las grandes multinacionales están ahogadas porque se han dado cuenta de que el marketing ya no lo es todo. Las pequeñas fábricas de alimentación canina han empezado a proliferar apostando por comida de verdad y las grandes multinacionales han visto cómo ya no es tan fácil engañar al consumidor.

Nuestra recomendación es que leas muy bien las etiquetas de los envases de alimentación canina y recuerdes que lo barato al final siempre suele salir caro: la salud de tu perro se verá perjudicada y las visitas al veterinario al final se verán reflejadas en tu bolsillo.

¡Apuesta por pienso para perros de calidad!

veterinarios a domicilio

Veterinarios a domicilio: la tranquilidad de tener a tu perro en las mejores manos

Aún sigue habiendo personas que ignoran que existen centros veterinarios en los que no solo se ofrece un servicio de veterinarios de 24 horas sino que se ofrece el servicio de veterinarios a domicilio.

Y es que se tiende a asociar a los veterinarios a domicilio con veterinarios de granja, aquellos que dada las dimensiones del animal o el estado en el que se encuentra, el veterinario debe desplazarse para realizar las curas o tratamiento. Sin embargo, debes saber que existen veterinarios a domicilio para pequeñas mascotas como perros y gatos.

Es el ejemplo de perros que por diversas circunstancias no pueden desplazarse al centro veterinario: puede deberse a un parto en casa que se ha complicado, puede deberse al estado de ansiedad que sufre el animal con tan solo acercarse al centro, puede deberse a un accidente con consecuencias graves que no permiten la movilidad y/o desplazamiento del animal, a que el perro se maree en coche, a personas mayores con movilidad reducida que no tienen cómo acercar al animal al centro veterinario, etc. Son tantas las circunstancias que se pueden dar, que este servicio se hace indispensable cuando nos encontramos en situaciones que requieren que el profesional veterinario se acerque al domicilio donde se encuentra el animal, con los recursos mínimos necesarios para atenderle de forma eficaz e integral.

El servicio de veterinario 24 horas también se hace más que fundamental, sobre todo, en momentos puntuales de carácter urgente que requieren de una llamada de emergencia al veterinario, independientemente de la hora. Un accidente fortuito, un estado crítico del perro en el que el adoptante no sabe cómo actuar ni qué hacer… Podemos poner como ejemplo el de un perro que presente, por ejemplo, un cuadro de insuficiencia respiratoria, o un primer ataque epiléptico que es el que suele asustarnos más, o con una torsión estomacal que requiere una inmediata asistencia veterinaria para asegurarle la vida al animal, etc.

¿A cuántos nos ha pasado que nuestro perro nos ha pegado un buen susto y a horas intempestivas? Personalmente, me he encontrado en la situación de tener que llamar de urgencia varias veces a las tres y a las cinco de la madrugada a mi veterinario, despertándolo de su plácido sueño, para atenderme en un caso de emergencia con mi perro.

Con el servicio veterinario de 24 horas, el veterinario podrá atenderte telefónicamente o requerir de su presencia dependiendo del diagnóstico del animal.

¿Sabes la tranquilidad que es saber que pase lo que pase siempre tendrás a un profesional veterinario a quien llamar para que te ayude en los peores momentos que puedas pasar con tu perro?

A la hora de elegir un centro veterinario donde llevar a tu perro tanto para las vacunas como para futuras dolencias o accidentes, no dudes en elegir aquel centro que tenga tanto el servicio de veterinarios a domicilio como el servicio veterinario de 24 horas.

Un centro veterinario que incluya además de otros servicios, estos dos, es un servicio de calidad e implicado en la salud de nuestras mascotas. Para problemas de salud de nuestras mascotas no hay horarios.

collares de becada

Collares de becada: ten a tu perro siempre localizado

Para los amantes de la caza de la becada, un ave muy parecida a la perdiz pero de pico mucho más largo y algo más pequeña también conocida como gallineta o chocha, salir a cazar con su perro puede ser toda una aventura, ya que la caza de la becada es una caza dura, que requiere que el cazador ande siempre pendiente y a la carrera tras su perro, pues éste corre a largas distancias tras este ave, es por eso, que un collar de becada se hace más que imprescindible para los aficionados a este tipo de caza que tan de moda está en la actualidad.

collares de becada

Las condiciones duras del bosque donde da lugar la caza de la becada y que obliga a que el perro corra tras la becada a gran distancia del cazador para su muestra exigen que éste esté bastante pendiente de la localización del perro. Dada la larga distancia a la que el perro se encuentra, un collar localizador se hace más que imprescindible para tenerlo en todo momento ubicado en el entorno.

Qué es el beeper becada

El beeper becada es un collar pensado exclusivamente para el perro de becada. Funciona por señales acústicas, sonando tanto en parada cuando se produzca la muestra como en modo rastreo, cuando el perro está en completo movimiento tras el ave.

El collar de becada está diseñado para soportar cualquier inclemencia metereológica ya que son sumergibles, para soportar cualquier condición del terreno y son ideales para largas jornadas de caza.

Podrás encontrar diferentes tipos de collares de becada según tus necesidades.

Tipos de collar de becada

Dentro de estos collares destinados a la caza de becada podemos encontrarnos con collares autónomos que pueden funcionar tanto a pilas como a batería recargable, siendo la batería recargable la más aconsejable por tener más autonomía.

  • Collares beeper con mando. Son ideales por su fácil manejo y autonomia.
  • Collares beeper con localizador GPS.  Son los más recomendables por llevar integrados la función muestra (aviso de perro parado) siendo muy útiles para la caza de la becada.
  • Collares beeper con función de adiestramiento. Con funciones para avisar al perro de forma sigilosa, bien mediante sonido vibración o estímulo.

Además, de entre esta variedad de funciones podrás también elegir entre varios colores y materiales con los que están fabricados.

La tecnología al servicio de la caza

Los nuevos avances tecnológicos también se aplican, como ves, a la afición de la caza.

Con la caza de la becada, una de los tipos de caza más duras, se hace fundamental el uso de este tipo de collares. ¡Por algo a la becada se le llama la reina de los bosques o la reina de la caza menor! Porque es huidiza y prácticamente invisible por lo que la caza de tres o cuatro ejemplares en una jornada de caza se considera más que satisfactoria.

Los collares de becada te facilitarán mucho la tarea del muestreo y de tener localizado a tu perro en todo momento mientras disfrutas de tu afición favorita.

La importancia de llevar tu perro al veterinario

Nos cuentan muchos veterinarios experiencias que nos sorprenden notablemente. Un veterinario en Coslada, por ejemplo, nos cuenta cómo se encuentra a menudo casos de personas que llevan a su perro al veterinario demasiado tarde, aún viendo sufrir al animal. ¿Por qué este comportamiento por parte de los adoptantes?

veterinario en Coslada

Cuando una persona adopta a un perro, adopta también un compromiso con el mismo de responsabilidad. Responsabilidad de cuidarlo, educarlo, alimentarlo, pasearlo y, en definitiva, de hacerlo feliz.

La salud del perro es uno de las bases de su felicidad. Para ello, es fundamental llevar al día la cartilla de vacunaciones. Cuando el perro es cachorro, necesita tres lotes de vacunas en sus primeros 4 meses de vida que le protegerán de las enfermedades más infecciosas y graves, y que pueden llegar a ser mortales para el pequeño cachorro. Entre ellas está la vacuna contra la rabia, el moquillo, el parvovirus, la parainfluenza, la hepatitis canina, etc.

Estas vacunas son obligatorias, y aún así, muchos adoptantes no cumplen con el calendario de vacunación, vacunas que deben darse cada año para mantener a nuestro perro sano. De esta forma, en los centros veterinarios se suceden episodios bastante comunes de perros que han contraído una enfermedad que por no tener las vacunas al día, podría haberse evitado, y son enfermedades que en la mayoría de ocasiones son crónicas.

En otro sentido, tenemos a perros con dolencias que parecen comunes y que el adoptante espera que se le pase con el tiempo y cuando acuden al veterinario de carácter urgente, o no se puede hacer nada por el perro, o el perro ha estado sufriendo todo este tiempo por falta de responsabilidad o empatía del adoptante con el animal.

Con la salud de nuestros perros no se juega. Su salud es una prioridad, por lo tanto, a la mínima sospecha de que algo no va bien, no cuesta nada informarse, ya sea presencial o telefónicamente con nuestro veterinario de confianza para explicarle los síntomas de nuestro perro y recibir un feedback del profesional: si hace falta acudir o no, y qué pasos seguir según la dolencia de nuestra mascota.

En muchas ocasiones, el tiempo corre siempre en nuestra contra. De ahí que, llevar al día el calendario de vacunas, llevar al día el calendario de desparasitación interna y externa y acudir a nuestro centro veterinario a la mínima sospecha es fundamental para asegurar a nuestro perro una salud de hierro.